El costo del crimen y la violencia en Centroamérica

Click here for English version.

La tasa de homicidios de Centroamérica en total se encuentra a 35,4 por cada 100.000 habitantes, en comparación a 20 por cada 100.000 en toda Latinoamérica.


Lo siguiente incluye un extracto del resumen escrito por el Banco Mundial, departamento de Latinoamérica y el Caribe.

El 7 de abril, el Banco Mundial presentó los resultados de su informe nueva, Crimen y  Violencia en Centroamérica, seguido por comentarios de distinguidos profesionales e investigadores de la región. El informe destaca cómo el desarrollo de la región ha disminuido debido a los crecientes niveles de delincuencia y violencia, los cuales pueden costar la región hasta un 8 por ciento de su PIB si tiene en cuenta la legislación de aplicación, seguridad ciudadana y los costos de salud.

En 2010, el PIB de Centroamérica creció apenas un dos por ciento en comparación al seis por ciento del resto de Latinoamérica. El crimen y la violencia en Centroamérica afecta negativamente el clima de inversión y desvía los escasos recursos del gobierno para fortalecer la aplicación de la ley en lugar de promover la actividad económica. Niveles espantosos de crimen han sido identificados por dueños de negocios Centroamericanos (con excepción de los de Costa Rica) como uno de los cinco obstáculos al crecimiento empresarial y la productividad. Una reducción del diez por ciento de las tasas de homicidios en los países más violentos de la región podría impulsar el crecimiento económico anual de hasta un uno por ciento.

El informe del Banco Mundial también presenta estadísticas reconociendo que las tasas de criminalidad en El Salvador, Guatemala y Honduras se encuentran entre los cinco mayores en Latinoamérica. El Salvador tiene la mayor tasa de homicidios en Latinoamérica (58 por cada 100.000 habitantes). Otros dos países centroamericanos, Guatemala y Honduras, tienen tasas de homicidio de 45 y 43 por cada 100.000 habitantes. Respectivamente, se encuentran entre los cinco mayores de la región. La tasa de homicidios en Centroamérica en general se encuentra a 35,4 por cada 100.000 habitantes, en comparación al 20 por cada 100.000 en toda Latinoamérica. Algunos de estos homicidios son el producto del narcotráfico, y las 900 maras en Centroamérica con un total de 70.000 miembros.

En respecto al círculo vicioso de altas tasas de criminalidad en la región, el Banco Mundial tiene en cuenta la debilidad de los sistemas de justicia penal, además de sugerir una reorientación de los fondos con destino a la prevención de drogas y programas para los jóvenes en riesgo.

El informe sugiere que las futuras reformas deben ayudar a cumplir las promesas de las reformas anteriores mediante el uso de un enfoque regional, el cual incluye:

- Fortalecimiento de las instituciones clave y la mejora de la calidad y la puntualidad de los servicios ofrecidos a ciudadanos

- Mejorar la eficiencia y eficacia dentro del respeto del debido proceso y los derechos humanos

- Garantizar la rendición de cuentas y enfrentar la corrupción

- El aumento de colaboración entre organismos y el mejor acceso a justicia, especialmente para los pobres y desfavorecidos

SIF está trabajando en estrecha colaboración con varios socios — Central American Leadership Initiative (CALI), la Fundación para el Debido Proceso Legal (DPLF), la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) – en una iniciativa estratégica para incrementar la colaboración y crear una estrategia regional, la cual incluye el tema de seguridad civil, centrada en asuntos de desarrollo en Centroamérica. Además, WOLA está trabajando con el Banco Mundial a cerca de promover que el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) lleva a cabo consultas con grupos de la sociedad civil y el sector privado para informar a su plan regional en torno a la seguridad ciudadana.

Leave a Reply

twitter RSS